Muchas veces tenemos dudas sobre los alimentos indicados para aprovechar al máximo los momentos de actividad física. Preguntas como ¿qué comemos después? ¿debo hacerlo en ayunas? etc. Hoy, quiero esclarecer un poco las dudas y contarte lo que sé.

Antes de comenzar, es importante recordar que cada ejercicio o actividad física es distinto. Su intensidad es variable, así como la duración de la rutina. Por lo tanto, lo que tu cuerpo necesita antes, durante y después de hacer ejercicio será diferente de acuerdo a estos factores. Habiendo aclarado esto comencemos con el post.

¿Qué comer antes y después?

Las comidas que comes antes y después de hacer ejercicio, maximizan tu rendimiento durante la actividad física y tienen un papel fundamental en la mejora de tus resultados. Así pues, uno de los alimentos más recomendados antes de hacer ejercicio es un carbohidrato de lenta absorción y bajo índice glucémico. También se recomienda consumir una ración de proteína. Esto con el fin de aumentar las reservas de glucógeno, reducir la degradación de proteínas musculares y los niveles de cortisol después del entrenamiento, así como el lograr un regreso óptimo a como empezaste.

Ejemplos de carbohidratos y proteínas antes y después del entrenamiento

Antes:

  • Avena en hojuelas (1/2 taza) 150Kcal
  • Pan Integral (1 tajada) 69Kcal
  • Frutas (fresas/ 1 taza) 49Kcal
  • Pasta Integral (100gr) 137Kcal
  • Huevo (1 grande) 74Kcal
  • Nueces (28gr) 183Kcal

Después:

  • Frutas (1 plátano mediano) 105Kcal
  • Arroz integral (1/2 taza cocida) 108Kcal
  • Quínoa (110 g) 157Kcal
  • Queso Mozzarella (1 tajada) 86Kcal
  • Pechuga de pollo (100gr) 195kcal
  • Salmón o Atún (100gr) 116Kcal

¿Se puede hacer ejercicio en ayunas?

Creo que este punto ya lo habíamos mencionado en post anteriores. El que tú quieras o desees hacer ejercicio o realizar algún tipo de entrenamiento en ayunas depende de ti. Tu tiempo, tus objetivos y tu resistencia. Sin embargo, es necesario aclarar que si, lo que quieres es bajar más de peso o quemar más grasas. En definitiva, entrenar en ayunas no es sinónimo de perder peso. Lo recomendable es que comas, pero elige bien qué desayunas para rendir más y tener energía suficiente para cumplir con tus objetivos del día.

Bueno, pues es todo por hoy, espero que este post te resulte útil y que lo compartas con las personas que creas pueden necesitarlo. No olvides comentar aquí abajo si tienes alguna duda. Nos leemos prontito. Besos.

Share This