Hola, ¿cómo están? Ya se acercan las festividades de navidad y es momento de comenzar a cambiar el chip y cuidarnos mejor. No hablo solo de cambiar tu estilo de vida y tu forma de alimentarte. No. Hablo específicamente sobre dejar de lado la flojera y poner a mover tu cuerpo. Es por ello, que el día de hoy te quiero compartir algunos de mis ejercicios de fortalecimiento favoritos. NO esperes más y pon mucha atención.

Mis ejercicios de fortalecimiento favoritos

Antes de comenzar, debo decir que estos ejercicios conllevan mucha paciencia, constancia y dedicación. El hacer ejercicio un día no cambia nada si no lo acompañas con una dieta balanceada y constancia. Esto significa hacer varias repeticiones todos los días. O al menos tres veces por semana. Dicho esto, mi ejercicio favorito es:

Sentadillas

Las típicas sentadillas que todos hemos hecho alguna vez sirven para fortalecer sobre todo la parte inferior del cuerpo.

¿Cómo lo hacemos?
Con las piernas separadas por la anchura de los hombros, echa el trasero hacia atrás y baja sin juntar las rodillas y con la espalda recta hasta quedar por debajo de la horizontal. Luego levántate manteniendo la rectitud y vuelve a la posición inicial. Toma en cuenta que tus rodillas no deben sobrepasar la punta de tus pies. Repite varias veces este ejercicio para tonificar glúteos y piernas.

Abdominales

Las clásicas. Las que duelen como el infierno, pero las que más nos ayudan para tonificar y fortalecer la parte del abdomen. Si, esa donde se aloja la mayor cantidad de grasita. Seguro que sabes de que te hablo, pero… ¿lo haces correctamente?

¿Cómo lo hacemos?
Debemos tumbarnos boca arriba, flexionar las piernas, apoyar los pies completamente en el suelo y subir la cabeza hasta que las escápulas no tengan contacto con el suelo. En esa posición mantenemos un instante y volvemos a bajar. Es decir, no hay que subir muchísimo, ni hay que hacerlo muy rápido. Las manos mejor ponerlas sobre el pecho o a la altura de las orejas, no en la nuca (que es lo que hemos hecho siempre). Por aquello de evitar dolores en el cuello.

Mancuernas

¡No! No te asustes, espera un momento antes de dejar de leer, porque ya sé lo que estás pensando… no tienes mancuernas, claro. Pues te tengo una opción súper fácil y barata. Toma un par de botellas y llénalas de lo que se te ocurra. Piedras, agua, arena… cualquier cosa vale si quieres ejercitarte.

¿Cómo lo hacemos?
De pie, con una mancuerna en cada mano a los lados del cuerpo. Inclinamos el tronco hacia un lado, el máximo que podamos, pero sin flexionar las rodillas. Y después el otro. Realiza al menos 3 repeticiones de 20 para notar resultados.

Burpees

Horribles pero efectivos. Lo digo por experiencia. Los famosos burpees son uno de los mejores ejercicios de fortalecimiento que existen pues además de realizar una gran labor para fortalecer músculos, también son geniales para subir las revoluciones de tu corazón y realizar un poco de cardio. Por lo tanto, quemar más grasa.

¿Cómo lo hacemos?
Realiza una sentadilla normal, pero echa las manos hacia el suelo a modo de flexión. Una vez en el suelo, lleva tus pies hasta tus manos y levántate de un salto dando una palmada por encima de la cabeza. Verás que es un ejercicio muy intenso, pero vale la pena para adelgazar.

Pues bueno, hasta aquí el post de hoy, es esencial que realices al menos 3 repeticiones de cada ejercicio constantemente para comenzar a ver resultados. También debes aprender a conocer tu cuerpo y no extralimitarte. Ojalá te sirvan y puedas ponerlos en práctica muy pronto.

Share This