Hay momentos para todo. Siempre lo he dicho y creo firmemente en ello. Así que, si ya tomaste la decisión de comenzar un estilo de vida saludable y quieres evitar renunciar, el día de hoy te cuento algunos consejos que a mí en lo personal me han funcionado a lo lardo de mi vida. ¿Te quedas a leer el post?

¡NO RENUNCIES! Así puedes comenzar un estilo de vida saludable…

FIJA PRIORIDADES Y OBJETIVOS

Antes que nada, tienes que saber cuáles son tus prioridades y objetivos. Quizás tu no quieras tonificar musculo, tú lo que buscas es bajar de peso y quemar grasa. Debes saber lo que quieres lograr o a donde quieres llegar con tu nuevo estilo de vida.

METAS ALCANZABLES

Ya hemos hablado también de esto, y va un poco con lo que les acabo de mencionar. Pero creo que es importante recalcar que tus metas y objetivos SIEMPRE deben ser alcanzables. No quieras bajar 30 kilos en un mes. “No corras cuando apenas aprendes a caminar”

CONOCIMIENTO ES PODER

Bueno, pues para lograrlo busca información sobre los ejercicios que te ayuden a alcanzar tu objetivo principal y a partir de ahí comienza tu nuevo estilo de vida. Lee, aprenderás cosas que ni siquiera pasaron por tu mente y hasta puede ser que cambie tu forma de ver las cosas.

ENCUENTRA LO QUE TE MOTIVA

Además de lo que menciono aquí arriba, tus motivaciones también juegan un papel importante. Encuentra ese algo que te motive a lograr tus objetivos. Quizás sea ese vestido que antes te quedaba perfecto pero que ahora no te gusta como calza. O incluso puede ser el próximo compromiso social que tienes. No sé, no importa cuán banal o importante sea para los demás. Lo importante es que tenga impacto en ti y en tus motivaciones. Encontrar ese “algo” te ayudará a no perder de foco tus metas y hará que renunciar sea más difícil.

NO TODO ES COLOR DE ROSA

Debes tener presente que no todos los días tendrás el ánimo como para ejercitarte, quizás mañana te da una flojera enorme ir al gym o comer saludable. Recuerda que la motivación se va, si bien es importante tenerla presente habrá días que no serán tan buenos. Pero trata de comprometerte y tener disciplina y constancia. Si no lo haces porque te gusta hazlo porque te comprometiste a hacerlo.

ORGANIZA TU TIEMPO

Ya hemos hablado de las excusas. Hay millones y para todas las cosas. Pero si el tiempo es una de ellas, con una buena organización la eliminas. Planea tu día, semana o mes. Como mejor te convenga y evita que esos “es que no tengo tiempo” se vuelvan constantes en tu rutina. La organización también es clave para no renunciar.

Bueno, eso es todo por hoy, espero que el post les ayude y los inspire a no renunciar al comenzar un estilo de vida saludable. Yo sé que no es fácil, pero con estos tips puede que tampoco sea tan difícil lograrlo.

Nos leemos pronto y no olvides compartir si te gustó.

Share This