Muchas veces, escuchamos o leemos cosas sobre lo bueno que es beber o comer tal cosa. Sin pararnos a pensar o investigar realmente si eso que dicen le beneficia especialmente a nuestro organismo. Partamos del punto de que cada cuerpo es diferente. Por lo tanto, lo que me funciona a mí, puede que no te caiga bien a ti o viceversa. Así pues, en lugar de solo recomendarte que bebas jugo de apio. Te quiero contar algunos de los principales beneficios que tiene consumirlo y como puedes hacerlo para beneficiarte al 100%.

El apio y sus beneficios

1. Nutrición

Debes saber que cada parte del apio es totalmente comestible. Hasta sus semillas. Y tiene propiedades medicinales. La mayoría de las personas optan por comerse solamente el tallo, pero a pesar de ello, sus hojas también son totalmente comestibles y altamente nutritivas. Representan compuestos orgánicos que ayudan al cuerpo de muchas maneras diferentes. Algunos de los componentes son, por ejemplo; la vitamina K (que juega un papel muy importante en la coagulación), el folato (que ayuda al cuerpo humano a replicar su ADN). El potasio (que ayuda a regular la presión sanguínea y la contracción cardiaca) entre otros.

2. Desintoxicación

El apio es una verdura muy potente que ayuda a proteger el hígado. De hecho, algunos estudios afirman que consumir apio puede ayudar a reducir la cantidad de grasa acumulada en el hígado. Señalando que el apio es capaz de proteger el hígado y reducir el hígado graso. Personalmente, yo recomiendo a personas con hígado graso o enfermedad hepática un vaso de jugo de apio y con un poco de jengibre. Verás que no te arrepentirás.

3. Disminuye el colesterol

El apio tiene beneficios que también incluyen habilidades para reducir el colesterol debido a sus compuestos únicos que han reportado tener acciones reductoras de lípidos. Pero los investigadores aún siguen descubriendo más compuestos que ayudan a regular el colesterol.

4. Pérdida de peso

Esta verdura es extremadamente baja en calorías y puede ser uno de tus grandes aliados a la hora de perder peso. Debido a su gran capacidad de regular el metabolismo y las grasas. Además de proporcionar nutrientes vitales para la dieta.

5. Regula la presión

El extracto de la semilla de apio tiene propiedades antihipertensivas que reducen la presión arterial. En caso de que aún no lo sepas, la presión arterial alta es la primera causa de muerte debido a enfermedades del corazón en el mundo.

¿Cómo puedo consumirlo?

La manera más fácil es licuar el apio con agua y beberlo por las mañanas en ayunas. Si no te gusta el sabor, puedes agregar más verduras y hacer un jugo verde muy sano. O ponerle un poco de jengibre como te lo comenté arriba.

Bueno, pues hasta aquí el post de hoy. Espero que les gustara tanto como a mí me gustó hacerlo. Nos leemos pronto y si tienen dudas comenten aquí abajo.

Share This